El Movimiento de Pensionistas considera injustificada la medida de no subir de momento las pensiones

Por medio de un decreto aprobado en el Consejo de Ministros de ayer viernes, el Gobierno de Pedro Sánchez decidió congelar pensiones y el SMI, al menos hasta que se constituya un nuevo gobierno, previsiblemente de alianza entre PSOE y Unidas Podemos y presidido por él.

Anuncia que si es investido presidente y se forma ese nuevo gobierno subirá las pensiones un 0,9% con carácter retroactivo al 1 de enero de 2020. Que la subida del SMI- sin concretar la cantidad, ni el tiempo en que se dará-se hará de acuerdo dentro del marco del diálogo social entre empresarios y sindicatos. Que también tiene previsto – sin más concreciones- subir los salarios de los funcionarios en un 2%. Lo único que ha concretado por medio de ese decreto es que queda suspendida la “subida” del 0,25% establecida por el PP en su reforma de pensiones del 2013, y que se prorroga el SMI en 900 euros. Tampoco ha anunciado que las pensiones mínimas subirán algo más, aun permaneciendo muy lejos de los 1.080 euros.

Resulta totalmente incomprensible e injustificable la aprobación de este decreto alegando, cuando es mentira, que estando en funciones no podía subir las pensiones y el SMI. Este comportamiento marca un referente de lo que podemos esperar de un nuevo gobierno presidido por Pedro Sánchez sino se encuentra enfrente con un potente movimiento de contestación no sólo de pensionistas sino de trabajadores y trabajadoras, mujeres, jóvenes y otros sectores sociales.

Print Friendly, PDF & Email