La deuda pública baja al 97,8% del PIB pero se aleja del cumplimiento del objetivo comprometido con Bruselas

La deuda pública baja al 97,8 % del PIB en el tercer trimestre  Imagen del Banco de España. EFE
  • El descenso del nivel de deuda no es suficiente para cumplir con el objetivo presupuestario fijado por la Comisión Europea.
  • La deuda pública se encuentra a estas alturas bastante lejos del objetivo comprometido con la Unión Europea, fijado en el 95,9% del PIB para 2020.
A. MAQUEDA  13-12-2019

La deuda pública de España descendió en el tercer trimestre del año para situarse a septiembre en el 97,8% del PIB frente al 98,9% registrado en el trimestre anterior. Tan solo faltan tres meses para cerrar el año y el endeudamiento del conjunto de las Administraciones se coloca prácticamente en los mismos niveles que a finales del año pasado, cuando acabó en el 97,6% del PIB. La deuda pública se encuentra a estas alturas bastante lejos del objetivo comprometido con la Unión Europea, fijado en el 95,9% del PIB.

Es cierto que siempre hay que esperar al cierre del ejercicio porque los calendarios de emisiones y vencimientos suelen alterar bastante las cifras finales. Pero con el año tan avanzado no parece que se vaya a cumplir el objetivo de deuda comprometido con Bruselas en el último plan presupuestario.

En ese mismo documento elaborado por el Ministerio de Economía se prevé que los pasivos públicos mejoren en 1,7 puntos del producto interior bruto (PIB), hasta terminar 2019 en el 95,9%. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ya señaló recientemente que era “improbable” que se cumpliese este objetivo y criticó que se encadenasen ya cinco años en los que los sucesivos gobiernos no habían tomado medidas para reducir el endeudamiento.

Fuentes: Banco de España. EL PAÍS
 

En euros, la deuda ha aumentado en 34.407 millones en el acumulado de los nueve primeros meses del año. Esto es el equivalente al 2,8% del PIB. Aunque el incremento de la deuda y el déficit no se corresponden exactamente, todo apunta a que el agujero presupuestario no está bajando desde el 2,5% del PIB con el que se culminó 2018.

En cifras absolutas, el endeudamiento público alcanzó en septiembre los 1,207 billones, la segunda mayor cifra registrada tras los 1,211 billones que se anotaron en el trimestre anterior. Aunque la deuda está disminuyendo muy levemente relación con el PIB desde el máximo marcado en el 100,7% a finales de 2014, en euros seguirá creciendo mientras haya un desfase presupuestario. España continúa siendo uno de los países con mayor déficit público de toda la UE.

En su último informe sobre la sostenibilidad de la deuda pública, la Autoridad Fiscal calcula que los pasivos públicos en relación con el PIB habrían caído en 18 puntos solo por el crecimiento económico de los últimos años. Sin embargo, el endeudamiento apenas ha descendido porque se han mantenido unos déficits elevados. Se ha desaprovechado un periodo de tipos de interés ultrabajos y fuerte crecimiento, concluye el organismo encargado de velar por la sostenibilidad de las finanzas públicas.

En relación con el PIB, todas las Administraciones redujeron su deuda entre julio y septiembre respecto al trimestre anterior, salvo la Seguridad Social, que estableció un nuevo récord con 52.445 millones, equivalentes al 4,2% del PIB. Los préstamos aprobados por los Gobiernos desde 2017 para poder abonar las pagas extras de los jubilados están aumentando las cargas del instituto previsor. En solo tres años las ha duplicado. Aunque en la práctica da igual que estos créditos los tenga el Estado o la Seguridad Social, los números subrayan la situación deficitaria del sistema de pensiones.
El mayor peso de la deuda pública recae sobre la administración central, que la recortó en 1.710 millones hasta los 1,074 billones, el 87% del PIB.

Las comunidades autónomas disminuyeron su endeudamiento en el trimestre en 2.555 millones, dejándolo en 298.077 millones que representan un 24,1% del PIB. Las corporaciones locales recortaron sus pasivos en 989 millones hasta los 25.244 millones, el 2% del PIB.

Doce comunidades disminuyeron su deuda entre julio y septiembre, mientras que cinco la aumentaron. Las más endeudadas en términos absolutos la rebajaron: Cataluña, a 78.600 millones; Valencia, a 47.877 millones; Andalucía, a 35.770 millones, y Madrid, a 33.692 millones. Dicho esto, el conjunto eleva su deuda en euros respecto al cierre del año pasado: en 4.682 millones. En PIB se estabiliza cayendo del 24,4% al 24,1%. En términos relativos se mantiene a la cabeza Valencia con una deuda sobre PIB del 41,8%, seguida por Castilla-La Mancha (35,2%) y Cataluña (33,3%).

Las cantidades de las diferentes administraciones suman más que el endeudamiento total debido a que hay 242.171 millones contabilizados en más de una administración. Se deben el dinero entre ellas y por tanto se consolida. Ocurre esto por ejemplo con parte de la deuda autonómica que ha financiado el Estado, que antes ha tomado el dinero de los mercados endeudándose para poder prestar ese dinero a las autonomías. O con los últimos préstamos realizados a la Seguridad Social.

MÁS INFORMACIÓN


Enlace al artículo original: https://elpais.com/economia/2019/12/13/actualidad/1576229804_146268.html


 

Print Friendly, PDF & Email