Documento de situación política de Lucha Internacionalista Febrero 2020

CUP-Crida Constituent/Per la Ruptura: Si tampoco ahora ¿Cuándo?

La crisis del independentismo es una evidencia que nadie puede negar. Después de dos días esperpénticos con la retirada del escaño a Torra y las declaraciones de los y de las presas en la Comisión del Parlament de Catalunya sobre la aplicación del 155, el presidente anunciaba que se ha roto la confianza dentro del gobierno y que hay que ir a nuevas elecciones, pero que antes dejarán aprobados los presupuestos. ¡Qué contrasentido –uno más- afirmar que se pueden votar los presupuestos, es decir, la financiación de la política de un gobierno que no está en condiciones de gobernar!

ERC ha pactado con el PSOE, dándole una abstención para facilitar la investidura de Sánchez. Un pacto que obliga a la dirección catalana a una aceptación sin resistencia del marco autonómico monárquico, sin que de momento ni se visualice que el estado afloja la represión, ni que mucho menos permitirá el derecho a decidir. Ya se ha visto con el acatamiento de la resolución de la Junta Electoral de dejar sin escaño a Torra, sin esperar tan solo a la sentencia firme del Tribunal Supremo que, a buen seguro, confirmará la inhabilitación. El presidente del Parlament pretendía justificar la resolución de dejarle sin voto, para que las futuras votaciones no fueran impugnadas, en particular, los presupuestos (y quizás hasta ayer, la ley Aragonés). Pero el mismo hecho de quedarse sin escaño, obligaba Torra a convocar las elecciones. ¿No hubiera sino, como mínimo, más elegante, haber evitado la aplicación de la resolución de la Junta aunque fuera disolviendo el Parlamento?

Mientras, la represión del estado no deja de golpear una y otra vez. Porque hay el problema añadido de la incomprensión –o negación- total del carácter de este Régimen del 78, heredero del franquismo. No es gratuito. Porque los aparatos como el judicial, el militar o las cloacas si hace falta, saldrán a defender que “España antes roja –de sangre- que rota”, si llega a ser necesario sin tener en cuenta las órdenes del gobierno de turno. De momento, Solo actúan los jueces. Y así, por mucho que Torrent le deja sin escaño, la “justicia” no se para: el Constitucional pide a la fiscalía que actúe para inhabilitar Torrent y dos miembros más de la Mesa, y hoy se abre un nuevo caso de inhabilitación contra Torra para tener colgada la pancarta fuera del periodo electoral….. La respuesta a la represión del gobierno PSOE-UP no pasa por mendigar como hace ERC o por una queja interminable sin más de JxC. Es decir, sin alternativa, la represión acabará provocando una derrota profunda.

Y mientras, la traición en toda la línea de ERC hace reflotar a JXC, la vieja Convergencia. Algunas encuestas le pronostican una subida de votos que lo acerca a ERC, después de aparecer con una posición más beligerante ante el estado, aunque en dos años no ha hecho nada desde el gobierno que preside. ¿Y cual es la propuesta de JxC ante la situación? Ninguna, la de los gestos de disgusto para acabar acatando, como con la pancarta del balcón del Palau de la Generalitat. Por un lado, con ERC, el aterrizaje autonomista y el entierro del 1 y el 3 de octubre, y por otro, la política sin rumbo de JXC, el heredero de la Convergencia de los grandes recortes y privatizaciones. Pero el problema no es que haya discusiones y enfrentamientos entre ellos, porque la unidad en el Gobierno JxC-ERC tampoco era sinónimo de ningún paso adelante ni en la lucha contra el estado ni en la defensa de las clases trabajadoras, sino que al contrario, han generado una sensación de desconcierto y desmovilización en la gente.

Hay un tercer actor: los Comunes. El triángulo Ayuntamiento de Barcelona, Parlamento de Cataluña y Congreso, dan a los Comunes y ERC un lugar central en el intercambio de cromos. Podemos/Comunes han elegido convertirse en elementos claves de la estabilidad, la orden, y la “gobernabilidad”… de las instituciones monárquicas y capitalistas. Tragándose el 135 en su aplicación dura del 2020, junto al PSOE del 155,…les lleva a aprobar los presupuestos de ERC-JxCat y sostener el gobierno burgués de Torra, a expensas de la gente: ni Sanidad ni Educación ni Servicios sociales recibirán más que limosnas…

Y esto nos lleva a dar respuesta a los presupuestos.

Aparte de lo que se ha dicho y de la denuncia porque son las cifras económicas de una política de gobierno fracasado y la próxima para definir, hay que ser didáctico en las carencias que tiene respeto las necesidades y ser muy duros sobre los Comunes que no solo se pliegan, sino que los alaban, contando en un próximo gobierno ERC-Comunes –quizás con PSC- que ya tenga resuelto el marrón de hacer aprobar unos presupuestos de pena ligados a los dictados del PSOE y de la UE.

Pero hasta aquí, tanto la difusión como la denuncia, son propaganda. Hay que hacer lo que se ha hecho con la ley Aragonés –y poniéndola de ejemplo-: reunir organizaciones sindicales y sociales, para que no ser solo su correa de transmisión en el Parlamento, sino, sobre todo, hacerles saber que desde el Parlamento nosotros no podemos hacer más y que la lucha es el único camino, ayudándoles a organizarla, poniéndonos al servicio de la movilización, también en la calle.

¿Cuál debería ser el papel entonces la CUP-CC? Después de octubre del 17 (el 1 referéndum, el 3 huelga general y el 27 proclamación de la república catalana) la CUP, después de que insistiéramos durante meses, hacía autocrítica por qué no había sabido denunciar la traición de JxC y ERC ante el mandato del 1 octubre. Ahora no se puede repetir el error de no salir con fuerza denunciando las direcciones burguesa y pequeño-burguesa del proceso, y abriendo una perspectiva clara por los 2,3 millones de catalanas y catalanas que salieron decididamente a enfrentar la prohibición del estado en el referéndum. Y por los 1,8 millones que viven bajo el umbral de la pobreza. Estamos en un punto de inflexión: con crisis de las direcciones y su escaso margen de maniobra, tanto aquí como a nivel estatal, con espacio para construirnos a la izquierda cuando todos los otros se amontonan y giran a derecha, hacia el PSOE. Es el caso de ERC y de Podemos/Comunes. Pero además, la represión continúa golpeando y podemos ir directamente, por acumulación y sin movilización, a la derrota porque llevamos demasiado tiempo sin movilizaciones significativas. Las posibilidades están y la responsabilidad también: ¿Si la CUP-CC no se presenta ahora como una alternativa, claramente definida y opuesta a las direcciones “independentistas” y Comunes, cuando lo hará?

Esta nueva alternativa, no puede nacer a partir de las falsas promesas de las direcciones anteriores, ni del independentismo mágico, ni la utopía reaccionaria de los Comunes de esperar un acuerdo por la autodeterminación. Los dos caminos acaban a los pies del Estado y haciéndole de muleta para recuperar la estabilidad.

La nueva alternativa solo existirá si se hace desde la izquierda, desde la lucha. Ni la autodeterminación ni los derechos sociales vendrán de la negociación: esta solo se realiza para ratificar aquello ganado en la calle, no a la inversa.

Y lamentablemente, día a día se desdibuja el papel de la CUP y de sus propuestas. En la campaña electoral de las elecciones generales no hubo ningún acto que superara las 300 personas, lejos de aquellos actos multitudinarios. Bien, se podía justificar porque la organización estaba muy dividida sobre si participar a o no a las elecciones.

Pero ¿Y ahora? ¿A qué esperamos para hacer actos centrales y en todo el territorio para denunciar la política traidora de ERC, ahora de la mano de los Comunes y posiblemente del PSC, y del camino sin salida de JxC? Una alternativa de izquierdas, no solo es posible sino que es imprescindible para abrir una vía ante el callejón sin salida de ERC y JxC que nos lleva directamente a la. Una alternativa ligada a las necesidades de la clase obrera y clases populares por la república catalana. Nadie pide fórmulas mágicas, sino un plan serio de lucha. Esta es la responsabilidad de la CUP-CC para evitar la derrota.

No podemos engañarnos –y menos a nuestra gente- con subterfugios y falta de claridad, como por ejemplo con la convocatoria de la asamblea de cargos electos “para construir contrapoder”: no podemos confundir la gente. El poder está donde está y, cuando nos movilizamos, está en la calle. Y ahora hay que construir con claridad, mientras que tanto la asamblea de cargos electos, como el espacio unitario por la autodeterminación que se nos dice que se quiere impulsar, diluyen las propuestas –justo lo contrario de lo que ahora nos hace falta- puesto que en espacios amplios de unidad de acción, la presión es a rebajar críticas y objetivos para ser muchos más. Hay que ganar sectores de Comunes y ERC pero a nuestras propuestas, y esto no se hace con rebajas –porque habitualmente la gente elige quedarse donde está si no ve imprescindible dar el paso- sino con contundencia y claridad, y con la mano extendida para que construyan con nosotros, sobre estas nuevas bases, la alternativa.

Hay que explicar activamente que solo un giro a la izquierda, entroncando con las necesidades de la clase obrera catalana puede permitir el salto cualitativo que precisa el proceso, esta es la necesaria ampliación de la base por la república y no los pactos por arriba de ERC con Comunes y PSOE, que hoy desde el Gobierno del estado, venderán las esperanzas de las clases populares.

Pero esta necesidad también es una necesidad en todo el estado y Cataluña no puede quedar aislada del resto de los pueblos y de su clase trabajadora. También CUP-PR(Por la Ruptura) es imprescindible hoy. En primer lugar porque la lucha del pueblo catalán contra la Monarquía no puede quedar aislada. Podemos cierra un ciclo con la entrada en el Gobierno Sánchez: aplaude el rey, evita que declare por asuntos sucios en la venta de armas en Arabia Saudí, calla ante las condecoraciones a la policía y guardia civil que zurraron el 1-O o el envío de asesores de la guardia civil a reprimir el pueblo chileno..…

Necesitamos un plan de lucha también en todo el estado para enfrentar la represión, un plan que tiene que esforzarse para impulsar la solidaridad en todo el estado, junto con los otros casos de represión (Altsasu, Causa Galiza, sindicalistas del SAT, Izquierda Castellana…). Y, además porque hay que sentar las bases para un reagrupamiento político en todo el estado de fuerzas sobre las dos rupturas necesarias: contra la monarquía y por el derecho de autodeterminación de los pueblos y por el fin de las políticas de austeridad y recortes, por políticas anticapitalistas concretadas en un plan de emergencia para la clase obrera y las clases populares.

Hoy la CUP-PR en el estado, como la CUP-CC en Cataluña, tienen la obligación de representar una izquierda que no se rinde y esto es una responsabilidad que no puede rehuir. Si no se hace, ¿Cuándo se hará?

Lucha Internacionalista hacemos las siguientes propuestas:

1. Definir línea contundente de denuncia de las traiciones de ERC (pacto con PSOE) y claudicación de JxCat.

2. Denunciar los presupuestos, junto a las organizaciones sindicales y sociales, tanto para conocer las reivindicaciones y ser su correa de transmisió, como para hacer comprender que no lo conseguiremos nosotros solos en el Parlament, sino que la lucha se ganará en la calle, y comprometernos a apoyar las movilizaciones. Denunciar sin paliativos a los Comunes por sostener un gobierno burgués fracasado, por la aceptación sin paliativos del 135 en Madrid y confrontarles con los movimientos y organizaciones sindicales.

3. Difundir tanto de la denuncia de los presupuestos como la necesidad de una nueva alternativa en actos en todo el territorio, empezando por uno de multitudinario en Barcelona. Es positivo que ahora estalle la crisis política con los presupuestos porque nos permite distanciarnos de unos y de los otros por nuestra relación con las necesidades de la gente. (Ahora bien sin confundir: ni asambleas de cargos electos, ni espacios amplios y difusos para la autodeterminación: esto, en caso de hacerse, tendría que ser en una segunda fase).

4. Hay que responder a la represión del estado para evitar una derrota profunda y conseguir que Cataluña no quede aislada: llamar a un frente contra la represión que tenga como perspectiva asumir las dos rupturas que proponemos como CUP-CC y CUP-PR: contra monarquía por los derechos de los pueblos y contra los recortes y los ataques a las condiciones de vida de la clase obrera. Esto quiere decir que lanzar este llamamiento.

Lucha Internacionalista / 5 de febrero de 2020

 


 

Enlace al texto original en Catalán y Castellano.

CUP-Crida Constituent/Per la Ruptura: Si tampoc ara, quan? (Cat/cast)

Print Friendly, PDF & Email

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*