Crisis del coronavirus: la banca será la gran beneficiada

diario16.com

Los avales del Estado a los préstamos, el acceso a la liquidez sin coste y las líneas de crédito de las empresas van a provocar, entre otras cosas, que los bancos sean los grandes beneficiados de las medidas adoptadas por el Gobierno

La banca, nuevamente, saldrá victoriosa de la crisis del coronavirus y de sus consecuencias en la economía. Mientras el tejido empresarial español se está hundiendo a causa del confinamiento, mientras se están produciendo cientos de miles de despidos, los bancos españoles ya han sacado la calculadora para comprobar la pasta que van a ganar con las nuevas medidas del Gobierno, sobre todo porque muchas de ellas parecen claramente diseñadas ad hoc para cubrir las necesidades de la banca. Qué cosas tiene la ministra Calviño, ¿verdad?

En primer lugar, los grandes accionistas, los presidentes, las presidentas y los altos ejecutivos de los bancos españoles comienzan a ver cómo su estrategia de comprar millones de acciones en estos dos últimos meses les puede reportar un beneficio de más de un 50% de lo que invirtieron en los momentos en los que la bolsa parecía precipitarse a un crack desconocido en los últimos decenios. Resultaba extraño que ningún «buitre» hubiese lanzado una OPA sobre la banca española tras situarse los valores por debajo del precio de referencia.

Por otro lado, la banca está tranquila respecto a que los préstamos vigentes en la actualidad de familias y empresas incrementasen sus ratios de morosidad, ya que los avales del Estado asumen prácticamente todo el riesgo de impago. Es decir, que será nuevamente el pueblo quien asuma el peso de este nuevo rescate encubierto a la banca.

Otro aspecto a tener en cuenta es que los bancos van a poder acceder a líneas de liquidez a coste 0 y lo van a sacar al mercado de préstamos con un interés que la ministra Calviño dejó que pusieran las propias entidades. El Gobierno no limitará ningún tipo de diferencial. Ese dinero «gratis» los bancos los conseguirán en las subastas del BCE (TLTRO).  Por tanto, la banca se hará con su producto (el dinero) sin ningún tipo de coste y sacará beneficio del interés que introduzcan en los préstamos. Todo ello, además, con la tranquilidad que da tener avalado por el Estado hasta el 80% de cada préstamo.

¿Cómo se garantizarán los bancos ese beneficio? Muy sencillo, a través de un interés fijo que les evite estar referenciados al Euribor, el gran enemigo de los últimos años por estar en negativo.

Finalmente, el BCE ha flexibilizado las exigencias de provisiones y, por tanto, los bancos estarán más desahogados por el colchón de impagos. A esto hay que sumar que los préstamos que se concedan después de la crisis del coronavirus tendrán el aval del Estado, lo que, evidentemente, les garantiza que obtendrán miles de millones de beneficio sí o sí, y sin el riesgo de que las ratios de mora suban. Nuevamente, la banca hace el negocio redondo.

 

Print Friendly, PDF & Email