Los pactos PP-PSOE / PSOE-PP : contados

  • Los líderes del PSOE y del PP siempre rechazaron la gran coalición, pero las crisis les animaron a sellar un puñado de acuerdos de Estado.
  • El primer pacto el llamado Pacto de Toledo 1977 y los primeros del autonomismo en 1981 fueron únicos ya que fueron pactos de todos los partidos, el de Toledo con apoyo de CCOO, el resto fueron pactos del bipartidismo.

Los pactos del bipartidsmo:

PSOE-PP: Con PSOE en el gobierno:

  • 1992: González con Aznar segundos pactos autonómicos.
  • 1995: González con Aznar Pacto de Toledo sobre pensiones.
  • 2011: Zapatero con Rajoy reforma exprex constitucional del artículo 135 para la sostenibilidad presupuestaria.

PP-PSOE: Con PP en el gobirno:

  • 2000: Aznar con Zapatero pacto antiterrorista.
  • 2015: Rajoy con Sánchez pacto contra el yihadismo.
  • 2017: Rajoy con Sánchez pacto para aplicar el artículo 155 de la Constitución

 

Los pactor contados

Jose Carlos Merion – La Vanguardia : 12/04/2020

En momentos de grandes crisis –las últimas, la financiera del 2010, la de Catalunya del 2017 o la del coronavirus de este 2020–, dos demandas recurrentes se instalan en el debate público y político en España. La primera, la gran coalición, inspirada en la alemana grosse koalition entre democristianos y socialdemócratas. Es decir, la constitución de un Gobierno de concentración entre el PSOE y el PP, o con el concurso también de otras fuerzas políticas, e incluso la creación de un gabinete de tecnócratas, sin color político, para afrontar el desafío. La segunda, que el PSOE y el PP, las dos fuerzas mayoritarias, sellen grandes pactos de Estado para consensuar soluciones más o menos duraderas ante el problema en cuestión.

La gran coalición siempre fue rechazada por los líderes del PSOE y del PP del momento, aunque algunos de sus antecesores la reclamaran luego a sus sucesores en el cargo. La justificación de ambas partes, en último extremo, siempre fue y es la misma: PP y PSOE son los dos únicos partidos de gobierno en España, y si se alían en un gabinete de emergencia conjunto, el país se queda sin alternativa política.

Los pactos de Estado, en cambio, siempre son demandados por ambos partidos– ya en la Moncloa o en la oposición–, siempre son ofrecidos en sus respectivos programas electorales y siempre son esgrimidos con solemnidad en los debates parlamentarios. Pero, a la hora de la verdad, los grandes acuerdos entre el PSOE y el PP en los últimos años se pueden contar con los dedos de una mano. Como mucho, si se retrocede más en el tiempo, de ambas manos.

La denuncia Socialista

“Desde los tiempos de González, el PP no selló ningún pacto estando en la oposición”

El presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, propone ahora unos nuevos pactos de la Moncloa como los de 1977, un gran acuerdo de Estado y de concertación política para hacer frente a la crisis sanitaria del coronavirus y a las catastróficas consecuencias económicas, laborales y sociales previstas. “No merece el apoyo de la oposición, sus mentiras, su arrogancia y su incompetencia son un cóctel explosivo para España”, le responde el líder del PP, Pablo Casado. “Son los pactos de las lentejas, para confinarse en la Moncloa”, rechaza el jefe de la oposición.

La portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, se lo echó en cara: “Desde los tiempos de Felipe González, el PP no ha firmado ningún pacto de Estado estando en la oposición”. Y el propio Sánchez lo corroboró: “Tienen miedo al acuerdo cuando no gobiernan, cuando no tienen fuerza para guiar y para mandar”.

En 1992, efectivamente, el presidente del Gobierno, Felipe González, suscribió con el entonces líder del PP, José María Aznar, los denominados segundos pactos autonómicos que dieron continuidad a los de 1981. Y en 1995, ya a punto de dejar González la Moncloa, se firmó el pacto de Toledo sobre las pensiones. Pero también siendo presidente el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, ya en el 2011, el jefe de la oposición, en aquel momento Mariano Rajoy, selló la reforma constitucional exprés del artículo 135 para anteponer la estabilidad presupuestaria ante una crisis económica y financiera que puso a España al borde del precipicio.

La excepción de la regla

Rajoy acordó en el 2011 con Zapatero, entonces presidente, un cambio constitucional exprés

Aunque no todos, por tanto, es cierto que la mayoría de los pactos de Estado se suscribieron con el PSOE en la oposición. Fue Zapatero, en los tiempos en que algunos veteranos le bautizaron como Bambi, quien al asumir el liderazgo de un PSOE en caída libre, sorprendió a propios y extraños y, tenazmente empujado por Alfredo Pérez Rubalcaba, ofreció y firmó en el año 2000 con el presidente Aznar el pacto antiterrorista.

Un acuerdo que se amplió a la lucha contra el terrorismo yihadista en el 2015, con el presidente Rajoy y el entonces nuevo líder socialista, Sánchez. Y dos años después, volvió a cerrar filas con Rajoy para aplicar el artículo 155 de la Constitución, por vez primera en democracia, en Catalunya.

 

Print Friendly, PDF & Email