Desmontando una grave manipulación sanitaria de la Cadena Ser y su uso partidario

Desmontar una manipulación informativa es una tarea casi imposible desde un punto de vista matemático:

Si por desmontarla necesitas una sola palabra más de las que tiene el objeto manipulado, ya has perdido la batalla. La manipulación de la que habla este artículo tiene 19 palabras ( «Quim Torra pagará a la sanidad privada 43.000 euros por paciente en UCI Mientras Exige más dinero al Gobierno» ) y no me veo capaz de ganar esta partida.

Estas 19 palabras son el titular de una pieza publicada por la Cadena Ser este domingo a las 21:04. El titular ya está tirado y sus 19 palabras saltaron de tuit en tuit con una furia que difícilmente este artículo de 2592 palabras podrá alcanzar.

De todos modos, con la lucha perdida antes de empezar, voy a explicar por qué estas 19 palabras son un ejemplo perfecto del nivel al que ha llegado la Cadena Ser , el Grupo PRISA y, en general, todo el entramado periodístico al servicio de la manipulación.

Primera parada: titulares a medida de los políticos?

El titular de la Cadena Ser hace referencia a un Decreto Ley de la Generalidad de Cataluña del día 10 de abril . En el momento de la publicación, el texto en el que se basa hace 9 días colgado en Internet. Y la primera pregunta que me asalta: ¿cómo es que finalmente se decide publicar el titular de las 19 palabras el domingo 19 a las 21:04?

Hay un hecho que lo puede explicar: el mismo domingo, pero a las 18:11, Nació Digital publica una noticia titulada: «Así compensará el Gobierno los hospitales concertados para la atención al coronavirus» . Y aquí ya podemos empezar a ver dos #CosesInteressants .

CosaInteressant1

La primera es el timing : si el Decreto hacía 9 días que estaba colgado en Internet, no es demasiado casualidad que las dos noticias salgan sólo con tres horas de diferencia? Si vamos al perfil de Twitter de la cabeza del redactor jefe de Nación Digital , Joan Serra , veremos que no es precisamente una «casualidad».

A las 12:42 Sierra publica el siguiente tuit:

Parece que queda claro lo que pasó: Nación Digital se trabaja durante días una pieza, la publica y la Cadena Ser la lee por encima y hace su refrito con un titular propio. Es natural que esto haga enfadar Joan Serra , pero el problema es más profundo y nos afecta a todos, no sólo a Nación Digital .

CosaInteressant2

Joan Serra dice que «debe ser más llamativo citar otros titulares posteriores», haciendo referencia al titular de la Cadena Ser . Y parece que tiene razón: el titular de la Cadena Ser corrió como la pólvora, sobre todo en el ámbito de los Comunes:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La queja de Serra entiende cuando vemos que ni Jessica Albiach , ni Ernest Urtasun (quien retuitear estos tuits) habían hecho mención alguna al titular de Nación Digital , aunque éste había sido publicado 3 horas antes que el de la Cadena Ser . Porque se difundió tanto el de la Cadena Ser y no el de Nación Digital ? Quizás es porque, como dice Sierra, el de la Cadena Ser es más «llamativo». De hecho, si los comparamos vemos que los dos titulares no dicen exactamente lo mismo:

Nación Digital:

«Así compensará el Gobierno los hospitales concertados para la atención al coronavirus».

Cadena Ser:

«Quim Torra pagará a la sanidad privada 43.000 euros por paciente en UCI Mientras Exige más dinero al Gobierno».

La primera diferencia la encontramos al sujeto. Mientras que en Nación Digital el sujeto es «el Gobierno», en la Cadena Ser es «Quim Torra». No es una diferencia menor. Sobre todo por los Comunes. Cargar contra «el Gobierno» (donde hay JXC pero también ERC) puede ser complicado, ya que la misma Jèssica, horas antes y en Twitter invitaba Joan Tardà a «forjar consensos»:

En cambio, si el sujeto es «Quim Torra», la que es más fácil.

La segunda diferencia importante la encontramos en el predicado: mientras que Nación Digital habla de los «hospitales concertados», la Cadena Ser habla de «la sanidad privada». Cualquier persona, periodista o político que conozca mínimamente el sistema sanitario catalán sabe que este cambio de palabras no es nada inocente.

Segunda parada: Que no lo sepa un periodista es grave. Que no lo sepan nuestros representantes es intolerable.

Como ya llevo 832 palabras y no tengo ninguna posibilidad de ganarle la batalla a las 19 palabras del titular de la Cadena Ser , ya no vendrá aquí. Por eso me detendré a explicar por qué es muy grave cambiar «hospitales concertados» por «sanidad privada» como hace la Cadena Ser .

El modelo sanitario catalán es único en el Estado, ya que es el resultado de una evolución política e histórica propia. Desde un punto de vista político, el modelo sanitario catalán actual toma su forma porque desde el año 1981 -cuando el Estado transfiere las competencias sanitarias en Cataluña- los dos partidos hegemónicos han sido siempre de acuerdo en las cuestiones de fondo. Una de estas cuestiones donde PSC y CiU fueron siempre de la mano fue en la apuesta clara por el modelo concertado al que hace referencia el titular de Nación Digital y que la Cadena Ser convierte en «la sanidad privada».

Para entender la gravedad del cambio que hace la Cadena Ser (y la gravedad de que representantes políticos no sean capaces de verla) es imprescindible hacer una mirada atrás. Preste atención a lo que nos cuenta Xavier Lleonart , quien fue vicesecretario general de Médicos de Cataluña:

«El traspaso de las competencias sanitarias en 1981 supuso la transformación del INSALUD en el Instituto Catalán de la Salud (ICS). Pero ya entonces se hacía patente que las necesidades asistenciales de la población catalana requerían más dispositivos y sobre todo una mayor proximidad territorial. Así nació la Red Hospitalaria de Utilización Pública (XHUP) aprovechando la mayor parte de centros de titularidad pública (ayuntamientos, diputaciones, consejos comarcales …) o privada sin ánimo de lucro (fundaciones vinculadas a la Iglesia o a cajas de ahorro) con los que se establecían conciertos para la realización de actividades asistenciales «.

Así nacía el Modelo Catalán, conformado por dos grandes redes: el ICS (donde encontramos el Trueta, Valle Hebrón, el Virgen de la Cinta, etc.) y la XHUP que es el «sector concertado». En la XHUP encontramos los hospitales de titularidad pública dependientes de otras administraciones: el Hospital del Mar, del Hospital Clínico, el Hospital de Sant Pau (donde, por cierto, está presente el Ayuntamiento de Barcelona) y un montón de hospitales comarcal: Figueres, Granollers, Palamós, Olot, Blanes, Calella, Mataró, el Broggi … Y así hasta cerca de 70 centros. Y diga lo que diga la Cadena Ser, este sector concertado es, como dice Lleonart, de «titularidad pública» en su práctica totalidad.

Este sistema, como decíamos antes, ha sido impulsado conjuntamente por CiU y por el PSC y abonado por ERC e ICV. De hecho, el primer consejero de salud de la Generalitat restaurada y ferviente defensor del modelo concertado, Ramon Espasa , era del PSUC. Por tanto, «la concertada» ha sido un punto de encuentro absolutamente transversal, desde Pujol hasta Vergés , pasando por los tripartitos hasta los bipartito ERC-JXC.

En el ámbito parlamentario, el único partido que se ha desmarcado claramente de este modelo ha sido la CUP (y Podemos Cataluña antes de ser absorbido por ICV). Esta apuesta para que todos los centros que dependen de ayuntamientos, diputaciones o consejos comarcales) pasen a depender directamente de la Generalitat, pasando de dos redes (la XHUP y del ICS) a una sola totalmente dependiente de la Generalidad. Esta ha sido la reivindicación de movimientos sociales en defensa de la sanidad pública durante décadas mientras el resto de partidos iban en la dirección opuesta. Yo, personalmente, también considero que el sector concertado no es eficiente, no es suficientemente transparente y no ofrece condiciones de trabajo dignas a sus trabajadores. Pero por más allá de las preferencias de cada uno, dijo que el «sector concertado» es la «sanidad privada» no es verdad.

Tercera parada: Vamos a mirar el documento original del Gobierno.

El documento en el que se basa la noticia de Nación Digital -posteriormente «reelaborada» por la Cadena Ser – es el Decreto Ley 12/2020, del 10 de abril. Este decreto tiene cuatro capítulos y el segundo está dedicado a sanidad y habla de la financiación del sistema sanitario en plena crisis del Covidien-19. Una crisis que está produciendo gastos extras que no estaban contempladas en los presupuestos iniciales de unos hospitales que han tenido que comprar materiales, maquinarias y contratar personal que no estaba previsto. Y entonces el decreto dice:

«Se hace necesario, pues, que se detenga el impacto negativo de los sistemas de pago singularmente establecidos para las entidades del SISCAT»

Y ahora, le he de pedir al lector que haya llegado hasta aquí, aunque un último esfuerzo para entender la perversión de todo: hay que saber qué es lo SISCAT. Como hemos visto antes, el Modelo Catalán tenía dos patas: el ICS y la XHUP. Pues bien: el último gobierno tripartito -con Marina Geli como consejera del PSC- creyó oportuno poner estas dos redes (ICS y XHUP) bajo un mismo paraguas: el SISCAT. Pocas semanas antes de irse del gobierno, el tripartito aprueba la creación del SISCAT.

Cuando Boi Ruiz llega a la Consejería tiene que hacer el Decreto para poner en marcha el SISCAT … pero decide hacer un cambio: permite que dentro del SISCAT, además del ICS y la XHUP, pueda haber hospitales con ánimo de lucro , ahora si, hospitales privados. Esto se llevó a cabo con los votos de ERC.

En ese momento se abrió un debate que se podría resumir así: como puede ser que mientras los hospitales de titularidad pública estén perdiendo presupuesto, se abre la puerta a dar presupuesto a entidades privadas con ánimo de lucro?

Era sin duda, un giro privatizador innegable. Así, el SISCAT ahora tenía tres patas: el ICS, la XHUP (de titularidad pública o sin ánimo de lucro) y proveedores con ánimo de lucro. Boi Ruiz permite así, la entrada al SISCAT de Capio, multinacional propietaria del Hospital General de Cataluña, el Sagrado Corazón o la Clínica del Vallès. [El número de camas de que disponen los centros privados con ánimo de lucro en Cataluña es de 6000 camas hospitalarias. Fuentes de la Consejería informan que de estos, el total contratado por el sector público es de un 5% -unos 300 camas. Este dato corrige el siguiente párrafo del artículo original: «A pesar de algunos intentos de Toni Comín de echar atrás la presencia de centros privados dentro el SISCAT, a día de hoy todavía quedan dentro el SISCAT unos 6000 camas hospitalarias privados, lo que supone un 35% del total de camas «.]

[Los 6000 camas es la «potencia instalada» total de estos hospitales. Esto no quiere decir que el Departamento les contrate todos. ].

Pero entonces si dentro el SISCAT hay un 35% de camas privados, podemos decir que lo que dice la Cadena Ser es correcto? No. En primer lugar porque la decisión del Gobierno es sobre todo el SISCAT, no sólo sobre los privados del SISCAT. Pero hay más.

El documento de la Generalitat dota de financiación los hospitales del SISCAT que están atendiendo pacientes con Covidien-19, independientemente de su titularidad. El único requisito es que estén atendiendo pacientes de Covidien-19.

Cuarta parada: Estado de Alarma, si o no?

Desde el inicio de la crisis sanitaria, los hospitales de titularidad pública han hecho esfuerzos materiales y humanos para ampliar la capacidad de camas de UCI para tratar pacientes con Covidien-19. Así, en vez de derivar a la privada todos los pacientes que no tuvieran lugar en la pública, se amplió la capacidad pública para tener que recurrir a la privada lo menos posible. Pero atención: el día 17 de marzo Ada Colau hacía el siguiente tuit:

Ada Colau le pedía al Gobierno de la Generalidad que use las camas de la sanidad privada. Y especifica: «tal y como dice el decreto Estado habilitó hace dos días».

Vamos a ver qué dice este decreto sobre el uso de la sanidad privada:

Artículo 13. b) Practicar requisas temporales de todo tipo de bien y imponente prestaciones personales obligatorias en Aquellos casos en que resulte Necesario para la adecuada protección de la salud pública, en el contexto de esta crisis sanitaria.

Ada Colau , pues, le pide al Gobierno de la Generalitat que aplique estas «requisas temporales» y use las camas hospitalarias privados según permite el Estado de Alarma. Pero si miramos la ley que regula el Estado de Alarma (Ley Orgánica 4/1981), en su Artículo 3, apartado 2 dice:

Quienes como consecuència de la aplicació de los Actos y Disposiciones adoptadas durant la vigencia de estos ESTADOS sufran, de forma directa, o en super persona, Derechos o bien, dano o perjuicios miedo Actos que no las Sean imputables, tendrán derecho a ser indemnizados de ACUERDO con el dispuesta en las leyes.

Esto significa que, si se utiliza el Estado de Alarma y utilizan las camas privados ( «requisas temporales») como pide el Ada Colau , la misma ley que regula el Estado de Alarma dice que se tendrá que pagar por estos servicios. Que es, básicamente, lo que dice el decreto de la Generalitat: que pagarán los hospitales privados que hayan sido requisados temporalmente para atender pacientes de Covidien-19.

En relación a los precios que contempla pagar la Generalitat, el precio de inicio fijado por la Generalitat en su Decreto es de 43.000 €. Este precio, pero será evaluado a posteriori, una vez termine la situación de excepcionalidad, tal y como se recoge en el punto 10 del Decreto:

Para resumir: podría ser que la Generalitat, con su política de ampliar los espacios UCI del sector público estuviera evitando tener que recurrir a unas camas privados que debería pagar. Hacer esto conllevó críticas de Colau por no utilizar las camas privados. Con lo cual, quien estaba empujando para dar dinero (que según el Decreto de Alarma deben darse) en la privada, no era Quim Torra, como explica la Cadena Ser sino la misma Ada Colau!

Última Parada: Así, nada saldrá bien.

Porto 2374 palabras y debería dejar aquí, pero me quedan cosas en el tintero:

Creo que queda claro que el titular de la Cadena Ser era mucho más «atractivo» por los Comunes que el titular de Nación Digital. Por cierto: el final del titular ( «Mientras Exige más dinero al Gobierno») tiene una intencionalidad bastante poco disimulada.

Habrá que hablar también otro día de la patronal de sanidad privada ACES a quien la Cadena Ser cita como fuente al cuerpo del texto.

Y habrá que hablar, sobre todo, de cómo encaramos el debate sanitario que tenemos pendiente. Los modelos sanitarios de JXC, ERC, ICV-Comunes y la CUP son muy diversos y habrá un debate muy profundo y complejo, donde deberán ser partícipes los partidos pero también los profesionales y usuarios. Si desde el mundo político la aportación será difundir titulares sesgados producidos por grupo de comunicación financiados por los mismos bancos que hacen negocio con nuestra salud, no creo que el debate sea fructífero. Si, encima, eso lo hacen los partidos que ahora dicen defender una sanidad 100% pública, el horizonte no es nada alentador.

Seguramente estas 2592 palabras no correrán tanto como las 19 de la Cadena Ser.

Pero si has llegado hasta aquí, paciente lector, pasa a tus contactos. Y salud!


Si desea conocer más a fondo el sistema sanitario catalán, aquí puede leer gratis el libro: » Artur Mas: donde es mi dinero? «

Notas:

 
Print Friendly, PDF & Email