DEFENDEMOS LA SANIDAD PÚBLICA Y UNIVERSAL.

BOLETIN Nº 5 MAREA PENSIONISTA DE CATALUNYA : 02-05-2020

Esta Pandemia producida por el COVI-19, ha dejado al descubierto el deficitario y mal estado de nuestro Sistema de Salud, dejando miles de fallecid@s e infectad@s. Todo ello producido por la serie de RECORTES PROGRESIVOS en Recursos Humanos,
y de materiales adecuados tanto para el buen desarrollo de las funciones, como todos aquellos relacionados con la prevención.

Un desmantelamiento y de traslación progresiva de un Sistema Público y Universal, hacia un Sistema Privado, ha dejado patente que la Salud no es un negocio, LA SALUD NO SE VENDE.

Este estado de excepcionalidad ha evidenciado la gran importancia que tiene la sanidad en el desarrollo del trabajo y la economía de un país, actualmente inactivo casi en su totalidad, dejando cientos de miles de trabajador@s con ERTES, y un
elevado número de parad@s.

En Cataluña, la estrategia de privatizar y recortar la sanidad pública de los gobiernos de CiU, especialmente bajo la presidencia de Artur Mas y el consejero de sanidad Boi Ruiz, junto a la incapacidad o / y nula voluntad de blindar el sistema de servicio público y revertir los recortes en la sanidad pública de los gobiernos posteriores (que en 2020 persisten en un presupuestario antisocial ya aprobado), explican en gran medida las carencias del sistema de salud pública para atender debidamente a las personas afectadas por la pandemia.

La falta de UCIS, de instrumental sanitario como respiradores, de protección -EPISdel personal sanitario que trabaja arriesgando su salud y el de su entorno laboral y familiar, ha provocado que más de 5.100 trabajadores/as de sanidad en Cataluña se
han contagiado, algunas de las cuales han muerto. Mientras tanto, la mayoría de las profesionales siguen sin poder realizar los test diagnósticos y proceder en consecuencia. La incompetencia es de tales proporciones que no puede ser tolerable.

Tal como ya denunciamos cuando hablamos de las Residencias es una vergüenza el negocio que están haciendo algunas corporaciones sanitarias en nuestra sanidad, la existencia de Hospitales privados es un escándalo, pero también hay que denunciar
que en los hospitales concertados existen plantas enteras al servicio de las privadas y que es un derroche de dinero público que la Sanidad Pública usa esos hospitales privados para derivar muchas pruebas, que hacen que aumente el gasto en vez de mejorar o ampliar las plantillas o los recursos destinados a una mejor Sanidad.

Los recortes en plantillas, la precariedad laboral, los bajos salarios y los recortes en el salario que llevan soportando durante muchos años, ha hecho que el trabajo del personal sanitario, del personal de limpieza, del personal de administración sea más
encomiable, no hace mucho ya se manifestaron los trabajadores y las trabajadoras por estas reivindicaciones. En estos momentos están reclamando el 5% que les quitaron en el 2010 que pretenden callarles la boca con una “limosna” puntual de 1000€, en vez de mejorar las condiciones de trabajo del sector, invertir en la Asistencia Primaria como primer “muro” de prevención y contratar al personal necesario. Para tener una vuelta a la normalidad, si no dotamos a la sanidad pública con todos los equipamientos necesarios, la industria de este País no se podrá poner en marcha adecuadamente y con seguridad.

No olvidemos que somos un País mayoritariamente de servicios y agrícola donde la logística y el transporte juega un papel muy importante. Así que la mejor defensa de quienes nos cuidan, para que no se infecten y puedan seguir investigando y desarrollando su trabajo en hospitales, residencias centros de salud, debemos de defender lo Público.

Ahora es el momento de volver a incidir en estas justas reivindicaciones. Los problemas de la Sanidad Pública no se solucionan con medidas de urgencia, en contrataciones temporales o recuperar personal jubilado anticipadamente que demuestran el grado de improvisación del Departament de Salut, estas incorporaciones de urgencia como consecuencia de la pandemia ha dejado claro que
es necesario un cambio de rumbo en la política sanitaria en Cataluña y que no podemos dejar que esto vuelva a pasar, después de los aplausos de los balcones hay que pasar a la movilización activa, no podemos dejar que se vuelva a deteriorar la
Sanidad en Cataluña.

Por eso la Marea Pensionista de Cataluña seguiremos defendiendo la sanidad Pública y Universal lo mismo que hacemos con las Residencias Públicas igual que con la Enseñanza Pública y lo seguiremos haciendo en las calles lo mismo que defendemos
las Pensiones Públicas, porque LOS RECORTES EN SANIDAD MATAN.

GOBIERNE QUIEN GOBIERNE LA SANIDAD PUBLICA SE DEFIENDE
GOBIERNE QUIEN GOBIERNE LAS PENSIONES PUBLICAS DE DEFIENDEN.

Comisión de Organización
Marea Pensionista de Catalunya.

Print Friendly, PDF & Email